La irreverente Lola

Talentosa, misteriosa y empoderada escultora argentina. Con esfuerzo, genialidad y perseverancia, se hizo un lugar en el arte rioplatense aún cuando escandalizara a la alta sociedad de su época con su icónica “Fuente de las Nereidas”. Originalmente, sería emplazada frente a la Catedral de Buenos Aires, pero la osadía de mostrar la desnudez femenina hizo que los moralistas de ciertos sectores porteños la “escondieron” en el Paseo Costanera Sur.

Los invitamos a profundizar más en su apasionante vida y obra en la página del Ministerio de Cultura.

Crédito de la imagen destacada: Wikimedia Commons