Cuando los libros eligen a sus lectores

A la par que los libros electrónicos llegaron para quedarse, el placer de visitar buenas librerías ganan adeptos y conmueve a los más veteranos. El “olor a libro nuevo” y el clima de regocijo del alma se sostiene gracias a los empleados.

Compartimos una serie de “bookface” o portadas de la Librería Mollat. Pueden encontrar más en Soy Bibliotecario

https://youtu.be/aM-_dTFm32c

Imagen destacada: Captura de pantalla