Aceptar la diversidad exige paciencia

Los antropólogos seguramente llevan escritas sólidas bibliotecas sobre la convivencia. Sin desmerecer estos aportes (nos ayudarían mucho sus comentarios), nos preguntamos acerca de cómo construimos una sociedad que necesita aprender a convivir en la diversidad. Partimos de algunos supuestos.

  • Si todos somos únicos e irrepetibles, en estricto sentido estadístico, lo “normal” es la excepción.
  • Entonces, la probabilidad de encontrar a “uno diferente” será muy alta, casi rayana en la certeza.
  • Por otra parte, el humano es un ser gregario, de donde se desprender que la convivencia es un activo muy valioso ya que “vivir con otro” optimiza “la economía de recursos de la comunidad” al minimizar conflictos internos.

Los invitamos a ver este breve video donde se explora la autopercepción de la diferencia y cómo aprender a comprender la complejidad de la convivencia.

Fuente del video: https://youtu.be/Ewrt4qb9RtA

Crédito de la imagen destacada:  Arek Socha en Pixabay