Ejercitar con arte

En “La sonrisa de la Mona Lisa”, la protagonista le hace notar a sus alumnas cómo pintar por números no es arte, sino una simulación.

Sin embargo, para las personas con Baja Visión, pintar con números (coloring by numbers) es un excelente ejercicio para mejorar la coordinación ojo-mano. No se trata de menoscabar al artista, sino de aprender a convivir en la diversidad desde uno mismo.