Teletrabajo, ¿una nueva grieta en la brecha?

Quienes tomamos conciencia de las consecuencias que conlleva la cultura digital, vamos descubriendo oportunidades y amenazas. La pandemia por COVID-19 dejó al descubierto nuestras grandezas y mezquindades y puso a prueba proposiciones que se convirtieron de lugares comunes a eslóganes de campaña. Dos de ellos fueron la inclusión educativa y la equiparación de oportunidades.

Creo que este informe de Chequeado.com escrito por Martín Slipczuk esclarece cómo impacta el teletrabajo en la inclusión social y educativa. Para muestra vale un botón, decían las abuelas…

Distintos estudios estiman que en las condiciones actuales sólo alrededor de un cuarto de la población ocupada podría trabajar bajo la modalidad remota.
Además, destacan la desigualdad en el acceso a tecnologías, que dificulta aún más el “home office” o trabajo a distancia.
En la Ciudad de Buenos Aires se registra el potencial de teletrabajo más alto, cerca del 50% de los ocupados, porcentaje que baja a la mitad en los partidos del Gran Buenos Aires.

Crédito de la imagen: Chequeado.com