Una nueva etapa

En 2011 comenzamos a transitar un camino poco transitado: la accesibilidad en la educación superior virtual (Proyecto ESVI-AL). Desde ese entonces, aprendimos muchísimo y algunas de ellas las hemos compartido con la comunidad académica.

Nuestro primer marco de referencia fue la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, el primer Tratado Internacional sobre DErechos Humanos del siglo 21. En la convención hay un cambio de paradigma, el modelo social de discapacidad. En este modelo, a diferencia de los demás, es la sociedad quien discapacita a las personas con sus diferentes barreras. Y nos dimos cuenta que la Inclusión Educativa que tanto se predica, afirma por su negativa que hay personas excluidas, segregadas, marginadas. Es decir, la “inclusión excluyente” de la que habla Ana Ezcurra.

Observando quiénes eran lo que quedaban excluidos, relegados, segregados o marginados, nos dimos cuenta que el problema es aprender a convivir en la diversidad. Desde el Proyecto DAR (Diversidad y Accesibilidad en Red) nos proponemos seguir investigando, aprendiendo y compartiendo nuestros hallazgos para mejorar la convivencia en una sociedad enferma de violencia.

Estamos convencidos de que el conocimiento es como el dinero: sirve en la medida en que circula. Por eso, valoramos a los artistas que nos ayudan a hacer posible este proyecto.

Crédito de la imagen principal: Dom J en Pexels

2 Comentarios

Los comentarios están cerrados.